Se acabó

Haz una lista y dedícate un día entero a pensar en todo lo que dejas por hacer y qué te gustaría completar antes de dejar un lugar que ha pasado de ser el camino desconocido a otro que sientas que parte de ti se quedará aquí cuando tú ya no estés. Aparte de una lista enorme o no, la inquietud puede más que tú y pasas las horas cavilando sin parar de repasar:

“Esto sí, esto no, esto para la próxima.”

Haber estado lejos del lugar que estás acostumbrado a vivir a lo largo de los años te ha dado libertad para disfrutar de lo bueno y de lo malo, y tu cabeza cristalizada cambió de estado y está líquida como la nata que se derrama en las fresas que aparecen en un anuncio de televisión. ¿Habrás aprendido bien las lecciones que aquí se te han puesto encima de la mesa? Añades leña pensado que difícil es despegarse de algo que, aparentemente, tanto rechazaste en un principio y parece que tanto cuesta decir “hasta luego”; puede más la ilusión y decir ¿quién sabe? quizá algún día…

Esta mañana escuchas un poco de música antes de ir al trabajo; por las mañanas sientes que tu cabeza está templada, las ideas entran con mucha facilidad, a la vez que las frases que suenan por los altavoces. Se te graba una muy particular, sencilla, decía lo siguiente:

“No entiendo absolutamente nada, como voy a intentar aprender a entenderlo si sé que la gente miente tan a menudo”

No precisamente relacionado con ésta, otras veces Lamontagne pone melancólico a cualquiera que presuma de cuero, sudor y cigarrillo, no hablo del redactor, pero estás buscando un prototipo de tipo duro y se te ha ocurrido este sencillo reflejo. Doy gracias a su música por ayudar a recopilar estas palabras en tan absurdo blog. Es algo que siempre añorarás, sacar tiempo para escuchar música de verdad, o bien englobado en autenticidad que es generada por la música en directo o bien adquiriendo singles por cada una de las revolucionadas “disquerías” de Berwick Street o en la que nunca te miraron con buen ojo a pesar de gastarte parte del sueldo, Lower Temple Street y el par de tenderos con más posibilidades en el cine de terror de todos los alrededores. ¡Prometo volver a visitarte!

¿Para qué? Lo necesitas, aunque no puedas escolarizarte en ello. Te atrae la música, escuchar a los músicos, esos artistas, que se apoyan en un instrumento para entender todo un poco mejor, a su manera y a la nuestra, para darle cuerda a este reloj que necesita cargarse sesenta minutos todos los viernes, y que, a partir de ahora, nos seguirá más de cerca, trabajando más conjuntamente y convencidos de conseguir mejores resultados para todos, para la radio, para vosotros, los oyentes, y para cerrar distancia entre los abrazos.

Arcade Fire – Black Mirror.

Music Explosion – Little Bit O’Soul

Amy Millan – All the miles.

Barney Pip – Let it all hang out

Calexico – Ballad of Cable Hogue

Jan & Dean – Like a summer rain

Susanna & The Magical Orchestra – Love will tear us apart

The Stooges – She took my money

Bob Dylan – Rollin’ and Tumblin’

Pop Levi – Blue Honey

Spacehog – In the meantime.

Teenage Fanclub – Verisimilitude.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.