Querido diario:

Estoy seguro de que todo el mundo ha escrito alguna vez este encabezamiento. Venga, a quien no le regalaron para su comunion un diario… que levante la mano!Al principio lo cogia con unas ganas enormes y mas adelante gastaba demasiado tiempo excusandome por mi ausencia. Tenia que ponerlo al dia de todos las situaciones acontecidas…puff..eso suponia mucho trabajo, asi que terminaba por abandonarlo completamente hasta que por alguna razon me hacia con otro nuevo y vuelta a empezar. Contaba en el todas las aventuras vividas en esa jornada, por supuesto siempre interesantes, que para eso era mi diario. Mis mayores secretos eran confesados y sabia que, una vez cerrado aquel candado, quedaban a salvo.Me habia desahogado y todo quedaba entre esas dos tapas llenas de dibujitos infantiles.
Ahora, el reto consistia en mantener alejada esa diminuta llave de las manos de la cotilla de tu madre, del alcahuete de tu hermano… Si, la llave magica iba de escondite en escondite pero alguna vez, tu “amigo fiel” te traidicionaba y dejaba todas tus intimidades a merced de las burlas de quien consiguiera leerlo.
Ay, que tiempos aquellos!! Cuanto han cambiado las cosas!! Un momento, las cosas cambian o se reemplazan por otras?
Pensandolo mejor, a cuanta gente conoceis que tenga un blog o este pensando en tenerlo? Como deberiamos empezar ahora?: Querida bitacora, querido blogspot, buzznet, fotolog…
Tu pequeno cuaderno ha adquirido mayores dimensiones. Puede seguir siendo portatil pero ya no te lo puedes meter al bolsillo y llevarlo alla donde vayas. El objetivo de que fuera algo entre “tu y el” ha desaparecido. Claro que tu se lo sigues contando a alguien pero nadie en particular. Creo nos asustariamos si fueramos conscientes de que nuestros pensamientos estan navegando sin destino fijo por los cinco continentes. Pero donde ha quedado ese derecho a la intimidad que tanto exigiamos en antano?!!!
Mientras estoy escribiendo esta bitacora me estoy planteando el porque de esta necesidad de contar todo lo que nos pasa por la cabeza, de tener que sacar eso que tenemos dentro ya sea a traves de fotografias, criticas literarias, cinematograficas, canciones que nos afloran sentimientos…Necesitamos de esta terapia; queremos ser escuchados bien sea a traves del papel, siendo escuchados por un amigo o mediante las ondas radiofonicas. Asi es, “querido oyente”, nosotros tambien tenemos un diario, un diario de los modernos cuyo destinatario no es otro que tu. Queremos que nos escuches y queremos escucharte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.