La carta

¿Os habéis parado a pensar cuántas llamadas de teléfono habéis tenido este año por vuestro cumpleaños?¿Y cuántos mensajes de texto habéis recibido? Seguro que hasta alguno de vosotros tendríais alguna tarjeta de felicitación, pero en el correo electrónico, por supuesto. Yo creo que en unos años, con una llamada pérdida te darás por felicitado. ¡Y sino tiempo al tiempo!
¿Creéis que la gente viaja menos que antes? Por supuesto que no, pero hace años, aunque fuera desde Salou, siempre recibía una postal. Ahora, el aquí redactor de este texto y coleccionista de estos inusuales “trozos de papel con foto incluida” sólo las recibe de sus más más allegados y de… él mismo. Pensándolo bien, las postales no sé por qué han sido remplazadas, ¿simple y tristemente se han perdido? ¿O puede ser, quizás, que desde un lejano país, a través de una pantalla te puedes hacer una foto gracias a una cámara web y mandársela a dos de tus contactos vía mail? Woww…dicho así impresiona, ¿eh?
Sé que anteriormente ya había expresado los cambios que hemos experimentado desde que las nuevas tecnologías han entrado de lleno y, sin avisar, en nuestras vidas. Y por aquí, como soy nostálgico, tengo que hacer referencia a esos recuerdos que tanto me gustan. Y todo porque hoy, como todos los días, he ido a la puerta de mi casa en busca de alguna carta. Lo hago nada más levantarme, es una rutina adquirida en esta ciudad sin mucho sentido ya que nunca tengo nada para mí, bueno, alguna que otra carta con membrete del banco y del cual nunca recibo buenas noticias, pero yo nunca pierdo la esperanza.
Hoy ha sido diferente. Hoy he encontrado una carta, una carta a mi nombre, una carta personal de alguien que aún estando en la distancia tiene la delicadeza de perder un poco de tiempo de su vida en escribirme, en contarme cómo le van las cosas. Haciéndome reír ha conseguido, durante el transcurso de la lectura de ésta, acortar esa distancia, únicamente física, que nos separa. No sé si debe de saber lo que eso puede significar para alguien que todos los días recoge cartas para otros.

Hoy, por primera vez, he querido que ese sobre hubiera caído en una urna de cristal, en una bandeja de oro o en otro sitio que no fuera la alfombrilla donde nos limpiamos los zapatos cada vez que llueve, (que, desgraciadamente, para mi estado de ánimo, es todos los días).
Todo esto es lo que me ha inducido a escribir el blog de esta semana. Poco a poco, y sin darnos cuenta, en nuestro buzón han desaparecido cartas de los amigos y familia dejando lugar tan sólo a las de facturas, panfletos de propaganda y poco más.

Con esto no estoy criticando el cambio ya que es cierto que gracias al móvil, a Internet (sin el no sería posible este programa) o incluso a Ryanair podemos mantener un contacto más real. Y, seguramente, gracias al protagonismo de estos nuevos medios de comunicación haga que recibir unas líneas, unos dibujos de princesas con gomets y las grabaciones del mejor programa radiofónico, conviertan ese día en un día especial. Y hoy, viernes, para mí es un día especial. Tan especial como cada viernes cuando comparto con todos mi cuartelillo, nuestro cuartelillo.

Contenido del programa

DEATH CAB FOR CUTIE
Difícil nombre del grupo, pero no difícil de escuchar. Este grupo que sacó su último cd, Plans, el año pasado pero aquí os lo recordamos para que no se os pierda de vista. La crítica no le dio una buena acogida ya que argumentaban que las canciones eran buenas pero que habían dejado el listón muy alto desde Transatlanticism. Como nota anecdótica os diremos, para quien todavía no lo sepa, que el vocalista del grupo es pluriempleado y también se gana el pan con otro proyecto: The postal service. Ahora que ya lo sabéis todo, os dejamos que disfrutéis con Soul meets body.

OASIS. The importante of being a idle.
Los hermanos Gallager ponen de manifiesto “la importancia de ser un perezoso”. O por lo menos eso es como definen los de su entorno al protagonista de esta canción. Excelente pieza al igual que todo el disco. Aunque siempre existen rumores de que esta banda está llegando a su fin, con este álbum Don’t believe the truth, lo creas o no los hermanísimos han resurgido como el ave Fénix. Si te has quedado con ganas de más, el video clip de la misma no tiene desperdicio. ¿A ti también te daría igual que todos te llamaran perreras??

STEREOPHONICS. Dakota.
Dakota es el single de promoción del disco de los británicos Stereophonics. Una canción que suena más bien a alguna de Manic Street Preaches, en este disco hemos podido comprobar un distanciamiento de los Stereophonics originales y escuchar más cortes que pasan por la influencia de Radiohead, Placebo, Oasis, Kula Shaker…al igual que se acerca a sonidos más americanizados. Canción seguramente conocida por todos aquí tenéis Dakota.

WEEZER. Beverly Hills
Letras amargas y negras (como la portada del disco) son la tónica general que envuelve el nuevo trabajo de los americanos Weezer dejando al descubierto la atormentada y acomplejada vida del frontman de la banda. Esta canción suena muy rock americano, seguro que algo tiene que ver el titulo de esta, Beverly Hill.

REM. Leaving New York
Les toca el turno a unos viejos conocidos por todos. Nos toca hablar del grupo estadounidense REM. No, todavía no aparecen ni en el apartado de grandes recuerdos ni del clásico. Últimamente no les salen las cosas como ellos quieren. Su último álbum no tuvo la acogida esperada por el grupo y los conciertos que protagonizó junto con el boss y otras bandas tampoco les sirvieron para que Bush perdiera las elecciones. Nosotros, aunque todavía nos acordamos de su decepcionante paso por Zaragoza, los recuperamos para El Cuartelillo y estamos de acuerdo en que “Abandonar nueva York nunca debe de ser fácil”.

SUNDAY DRIVERS. Time, time, time
Estamos intentando traeros las máximas novedades posibles cada semana y con el siguiente corte pues nos adelantamos completamente.
Sunday Drivers todavía no tienen disco nuevo. Actualmente, están encerrados en el estudio de grabación para que esperemos que dentro de poco nos deleiten con sus nuevos temas, que hasta ahora tanto nos han gustado.
Por el momento, lo único que podemos hacer es recordar sus antiguas canciones y como somos así de radicales, hoy pincharemos una de las canciones de su primer EP. Time, time, time es lo que ellos nos piden y nosotros ¿por qué no? Pues también.

SUPERGRASS. Alright –Grandes momentos, grandes recuerdos-
El otro día viendo un especial sobre los éxitos de los 90 apareció esta canción y junto con el resto me hizo recordar los buenos momentos que pasábamos y la buena música que escuchábamos. No había variedad, las mismas cintas pasaban de mano en mano y eran las que sonaban en cualquier acontecimiento especial. No había guerra de estilos, tan sólo disfrutábamos de los recopilatorios llegados de la ciudad condal o de los diferentes volúmenes con los que nos obsequiaba un asiduo de aquel bar tan añorado actualmente. Y en todo ello, aparece este temazo de Supergrass y su Alright.

BEN LEE. Catch my disease
Os podréis quejar de lo que queráis del programa, pero lo que no podéis decir es que somos ese tipo de emisora que no para de bombardear una vez y otra más con la misma canción. Bueno, pues ya podéis decirlo si queréis pero el artista que viene a continuación nos ha atrapado. Ben Lee ha hecho un disco enteramente recomendable; hace que estos días de calor se conviertan en más llevaderos. Volvemos a poner la misma canción que por el mes de febrero ya radiamos pero si alguien te pide que abras tu corazón y tus ojos y le cojas esa enfermedad, pues no podemos resistirnos a escucharla una vez más.

CLAP YOUR HANDS SAY YEAH. In this home on ice.
Hace unos cuartelillos sonó Yeah yeah yeah y esta semana “aplaude y di yeah!” Vaya nombrecitos para un grupo y es que cuando escuchas sus canciones parece que lo único que te sale es eso… YEAH!!
Ya era hora que no se mirara tanto la estética y sí el talento porque este grupo derrocha mucho. de lo segundo. Nos ha resultado difícil la elección de la canción pero al final hemos decidido que para romper el hielo sonará desde la 98.0 In this home on ice .

BAXTER DURY. Francesca’s party.
¿Os han invitado a la fiesta de Francesca? Parece ser que a Baxter Dury sí y le ha hecho tanta ilusión que hasta ha compuesto una canción para que todos los sepamos.
El hijo de Ian Dury ha dejado de estar a la sombra de su progenitor y con su segundo disco ha demostrado que puede ser llamado por su propio nombre. Floorshow es una propuesta difícil de clasificar, referencias de Lou Reed y David Bowie pero con un punto de originalidad y muy vanguardista. Recomendado para paladares finos y oídos delicados.

BE YOUR OWN PET.
Ya que hablamos de nombres atípicos para un grupo de música, supongo que “sé tu propia mascota” puede entrar dentro de esta clasificación. Leí en una crítica del disco que estos adolescentes, muy adolescentes, parece que tengan una piraña mordiéndoles el culo. Y aquí lo hacemos llegar porque toda la razón le damos. A algunos del equipo les gustan más que a otros pero aunque esta canción no tenga nada que ver con el resto del disco pues nos gusta bastante. Seremos buenos y en otra edición de El Cuartelillo os pondremos más temitas para que veáis el estilo que gastan pero hoy os dejamos con este corte más indie. October, first account track.

THE RAVEONETTES. My boyfriend’s back. – Versión-
Aprovechamos una versión y una novedad. Y esta vez corre a cargo de los daneses The Raveonettes. Tres discos publicados con muy diferentes estilos, pero éste rompe todos los esquemas. Disco que te transporta a muchos, muchos años atrás y en el que incluyen esta versión sesentera del grupo The Angels. Pero yo sigo pensando que de este My boyfriend’s back hay alguna que otra versión más popular que la anteriormente mencionada.

STONE ROSES. I wanna be adored
Es una de las bandas que sentimos dejarnos pendientes por repasar desde hace ya unos programas. Y es que Stone Roses fueron una de las bandas más influyentes surgidas en el Reino Unido en la década de los ochenta. Y para ello no tienes más que escuchar a cualquiera de las bandas Brit pop que surgieron posteriormente y que, en ellas claro, estaba marcada la huella de Stone Roses. Folk, psicodelia y mucho ritmo era con lo que jugaban, con lo que consiguieron ser una banda que volvió a llenar salas. Este es uno de los temas mas singulares y puede ser clasificado como un clásico.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.