Granujas de medio pelo

Se abre la veda. El cine se encuentra en temporada alta. Desde principio de año nos hemos subido a nuestra alfombra roja y hemos viajado por todo el mundo. Los Goya, Globos de Oro, Baftas, los imprescindibles Oscar…Y claro, en este programa no podíamos renunciar a ello. Pero lo haremos a nuestra manera, como siempre, nada de las últimas novedades, nada de grandes éxitos. No por nada, sino porque solamente nos guiamos por aquellas películas que nos hacen vibrar y, mucha culpa de ello, la tienen sus bandas sonoras.

Hacer esta recopilación de canciones me han hecho aflorar las sensaciones que en su día me produjeron estas películas. He tenido que buscar en mi memoria cuales eran las que más me habían influido o cual es la canción de alguna de ellas que mas me había “tocado”. No ha sido fácil, desde luego que no, que uno, sin darse cuenta empieza a tener unos añitos, y comienza a acumular muchas opciones para elegir.

Creo que, tanto el cine como la música son esenciales. Alguna de las personas de las que me rodeo no le gusta el cine, o apenas escucha música. ¡¿Pero como puede ser eso?! Y entonces, ¿Cuál es la banda sonora de sus vidas?

Las etapas de mi vida se podrían describir con una serie de canciones y películas que dejaban al descubierto mi estado de ánimo. ¿Pensabais que solo las pelis tienen bandas sonoras??? La mía no sigue ninguna línea homogénea, menudo remix, lleno de subidas y bajadas. ¿Así es la vida, no? Pues así va a ser este programa. Unas te hacen sentirte melancólico, otras te ayudan a arrancar una sonrisa o un baile en un día que no es demasiado bueno y lo especial de este fenómeno es que incluso a veces, no entiendes ni lo que están diciendo!!
En las películas me sucede lo mismo. Quizá estés a años luz del argumento de la película pero algo, aunque sea una parte minúscula, te hace conectar con el protagonista, con el escenario, con el sentimiento, con la frase…con nada o con todo.
Si el cine nos ofrece imágenes y música, hoy nos hemos propuesto crear una película para ti. Yo me encargo de la música y tu de dar rienda suelta a tu imaginación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.