El paseo

Y es dentro de nada cuando hará un año, fue entonces donde un pequeño camino se abrió. Al principio rodeado de un túnel de vegetación, donde apenas entraba a través de la maleza un afilado rayo de Sol, siguió avanzando aproximándose al invierno. Lo que produjo que todas las hojas se cayeran. Caducidad impensable, porque antes de empezar no era posible para nada creer ver algo despejado.

Pasamos un buen momento, fuimos a cenar, hablamos de cotidianeidades, era la mejor manera de relajar tu mente conversando consigo misma, nos quedamos solos, dos amigos, planes para los próximos meses, algunos inciertos, otros, seguros. Siempre deseándonos lo mejor para el desarrollo de ellos.

Gracias a la caducidad, lo que también se hace difícil, a pesar de tu casco cabelludo, es levantar la vista al cielo, aunque prevalezca alguna nube, y vislumbrarlo azul. Sin duda ellas harán que inmediatamente compares, al día siguiente recojas en un mismo saco para que permanezcan iguales, y por último creas que tampoco todo es tan grande.

Cotidianas eran las fiestas, los toros de fuego, los padres con sus niños, los niños con sus padres, gente con ganas de celebrar fechas especiales. Con un par de copas estuvimos dispuestos hasta correr delante del toro, estuvo vamos, porque yo siempre lo veía desde lejos, era más seguro. Tenía miedo.

Acumular muchos, difícil es vivir lejos de ellos, revitalizar tus sensaciones hacia ellos, te gusta dedicarte a esto, ¿por qué trabajar con la mente para producir algo totalmente material?

Que mejor que compartir con vosotros a ellos, a los recuerdos, esos que aquí en El Cuartelillo, acompañamos con tu música, para convertirlos en nuestro magnífico paseo, para vosotros y vosotras, Cuartelilleras/os.

Contenido del programa

Kula Shaker – Hush.
Durante los años noventa, entre toda la ola llamada “brit” que surgió de Inglaterra, apareció una banda cuyas guitarras se hicieron hueco entre las listas con ayuda del misticismo que Kula Shaker desprendía con sus canciones. Con no más de un par de discos entre sus grabaciones deciden cerrar la persiana y sería Crispian Mills, vocalista de la banda, quien más sobresaliera, permaneciendo en activo con The Jeevas. Los fans hicieron fuerza de nuevo, no tengo ni idea por qué pero este pasado mayo volvieron a reunirse, lo que aquí celebramos con uno de sus más grandes éxitos del pasado. Empezamos con ritmo.

Tokyo Sex Destruction
Money Suzuki, James Brown, Aretha Franklin, The Bellrays, todavía queda mucho por revisar ¿verdad? bandas de rock y soul. Concretamente esta canción nos parece especial pincharla hoy. La banda se llama Tokyo Sex Destruction, son de Vilanova y la Geltrú, y tocando y componiendo en el estilo que más les gusta demuestran hasta dónde puede llegarse con una actitud 100% rockanrolliana. Si has escuchado las primeras bandas que citamos podrás hacerte una idea de más o menos lo que puede sonar a continuación.

Cada vez que podemos incluimos un poco de música que nos hace transportarnos un poco de la realidad hacia mundos en los que desde luego se baila mejor que en muchas discotecas de hoy en día; para ello necesitamos abrir el baúl y buscar, por casualidad muchas veces encontramos lo que no son precisamente joyas para unos, sí para otros, pero generalizando, sí les llamaría recortes de periódico guardados con mucho cuidado de no romperse, y es a través de esta música beat la que, tal vez, te sirva para aprender de donde vienen algunos de los caminos musicales que por aquí exploramos, sin censura alguna, en nuestro Cuartelillo.

Five Canadians “Writing on the wall”
Hemos elegido tres cortes, el primero de ellos son un grupo garage de los años sesenta, se llama Five Canadians (Faif Canadians) y el tema se llama “escribiendo en el muro”, ¿el qué? que me encanta este sonido.

Jacques Dutronc “J’ai mis un tigre dans mi guitarre”
Que tanto inglés no podía ser ya lo sé, pero es que a pesar de ser “vuestro querido amigo”, voy a dejar de serlo de los guionistas, porque estoy hasta arriba de que me incluyan palabras en inglés; por hablar será, va y me sorprenden, con este personaje que aunque no brilla precisamente por su voz, el sonido que le acompaña es inconfundiblemente “sixtie”.

The Carnabeats
Y más curioso todavía, o tal vez no, puede parecer a alguien que viajemos al Japón, claro que allí también se suele ser bastante mitómano, y como en cualquier sitio en los sesenta surgieron grupos que despertaron totalmente influenciados por las modas de la época, ¿quiénes son entonces? Son The Carnabeats.

Shocking Blue “Send me a postcard” (Grandes momentos, grandes canciones)
Aunque conocí esta canción a través de una versión, tarde un poquito en hacerme con la original. La verdad que se hacía difícil el reto que suponía buscar una canción que habías escuchado, que a pesar de no saber ni de qué grupo era, que tus amigos no pasaran más lejos del Achtung Baby y ni rastro de Internet. El día que la encontrabas la hacías sonar veinte veces por tu radiocassete, aquel era un día grande, ni la mejor torta de pimiento para celebrarlo oye!

The make up
Otra etiqueta más para la colección, lo siento de verás, pero este grupo tan característico es inevitable comentar que tratan un estilo llamado gospel rock. Son The Make Up. Con una larga discografía a sus espaldas demuestran, proclamando mensaje político, con su música y a la vez acompañan ese desafío de la poderosa y desgarradora voz de Ian Svenious y una base rítmica que engancha a la vez que pasa con su mínima expresión, algo en que basan su sonido algunas de las bandas que por aquí proponemos.

20 miles
Ya hemos hablado anteriormente de proyectos paralelos de bandas, concretamente de Blues Explosion, esta vez le toca el testigo a otro de los miembros de ésta, se trata de su guitarrista Judah Bauer, el que con su hermano forma 20 miles. Un poco de jazz en nuestro programa pero fusionado con soul y un elegante riff.

Beasts of Bourbon. “Chase the Dragon”
¿Lo lleváis bien? ¿Calorcito? En casa de los guionistas hace un poco de fresquito estos días, ¿qué hacer para calentarlos? No penséis mal, para acalorarse nada mejor que rock a todo volumen, con el que vibrar y divertirte, y aquí es cuando contamos con Beasts of Bourbon, ¡los bestias del bourbon!

Sex Museum “Whola Lotta Rosie” (Haz tuya mi canción)
Presentamos en El Cuartelillo a una de las bandas que me atrevería a llamar legendarias del territorio español, son Sex Museum, y como comentaba un colega mío es que si esta banda no rinde en directo después de todos los años que le llevan dedicando al tema… vamos que se clavan una versión de ACDC en un bolo editado i m p r e s i o n a n t e . Whola Lotta Rosie.

Primal Scream “Suicide Sally & Johnny Guitar”
Ya presentamos aquí su nuevo trabajo hace unas ediciones repasando un poco rápidamente su trayectoria. Yendo ya por la decimotercera escucha decidimos emitir otro de los cortes de su nuevo álbum, y es que hay mucho derroche de Rock and Roll que decir por parte de esta banda, que si van a sonar así hoy por El Cuartelillo, imagínalos encima de un escenario, cantidad de rabia y energía que Primal Scream descargan! Sally “La Suicida” y Juanito Guitarra.

Wilco “Monday”
Parece que uno de los guionistas está empeñado con esta banda, pero es que para nuestra desgracia no se cansa, el comenta que conjuntamente con esa guitarra, piano, bajo y batería se pegaría horas analizando sus canciones, como tampoco dispone del suficiente nos propone unirse a su deleite, aprovechando la mínima ocasión, ¿os apetece? Wilco y su “Lunes”

Urge Overkill “Tequila Sundae”.
Y de paso hacemos algo inusual aquí, ¿sorprendidos? Todavía no podéis estarlo, y es que originalmente mandamos la ciudad origen de Urge Overkill a Australia, lo cual tachamos ahora mismo y decimos que su origen definitivamente es Chicago, en EE.UU. Nos habíamos equivocado y no abrimos una sección de “Fe de erratas” porque probablemente nos llevara una nueva edición cada semana. Esto se llama “Tequila Sundae”

Jimi Hendrix “Voodoo child”
¡Ya era hora! Claro que sí, mira que poner la miel en los labios en nuestros oyentes con aquella versión de Red Kross y no poner antes los acordes, riffs y la magia que salía por el agujero ¡De la guitarra! De Jimi Hendrix en dirección hasta uno de sus amplis, ¡es lo que todavía me hace sentir joven! Evitando las ganas que antes me producía de prender fuego a todo…¿o todavía las recuerdo? “Voodoo Child”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.