¿Tenemos futuro?

Para empezar quiero dejar claro que mi capacidad para ver programas en la tele es casi casi ilimitada. Digamos que tengo un estómago suficientemente grande para tragarme cualquier cosa, al menos en sus primeras ediciones. Podría poneros ejemplos, pero ya sabéis de qué os estoy hablando.

Hasta hace poco, mi capacidad de sorpresa era más bien pequeña, crecí viendo «Esta noche cruzamos el Mississipi» y «Crónicas Marcianas», poco me asombra televisivamente hablando. Desde la temporada pasada, voy quedándome absorto poco a poco con lo que voy viendo.

El primer toque de atención fue «Generación Ni Ni». Conocía ejemplos parecidos de chavales de entornos cercanos, pero no con la crudeza y extremismo de esos chicos. El programa tenía una clara finalidad educativa que es, precisamente, lo que me animó a pensar que hay futuro y esperanza por delante.

Futuro y esperanza que se han roto por completo ante los programas que acabo de ver estas semanas atrás. Me refiero a «Hijos de Papá» de Cuatro y, sobre todo, a «Princesas de Barrio» de la Sexta. Dos programas antagónicos con objetivos distintos, pero que me han dejado la misma inquietud: estoy totalmente noqueado, veo un futuro no negro, negrísimo.

De acuerdo, que tanto el número de pijos y de chonis debe ser un porcentaje verdaderamente pequeño de la población, que la mayor parte de nuestros jóvenes son distintos: tienen valores, educación, son solidarios y piensan que el futuro está en sus manos, concretamente en la educación y en el esfuerzo que sean capaces de desarrollar cada uno de ellos, lo que antes llamábamos meritocracia. Al menos, eso esperaba yo o en eso confiaba porque viendo estos programas porque mi ilusión ha caído en picado. Tanto por arriba como por abajo la tele nos muestra que tener educación, cultura, estudios sirve para poco, ya no digamos tener principios o valores ¿qué es eso? Parece que lo que ahora vale es tener una buena imagen (natural o fabricada, qué más da), vivir por encima de tus posibilidades y que alguien pague tus gastos y hacer todo aquello que no entre en clara lucha con mi comodidad, mis caprichos y mis limitaciones.

Sólo me quedan 2 esperanzas: una, que como dice un amigo, todos sean actores o el casting haya sido muy exigente y como en la tele todo es mentira, estos dos programas sean un entretenimiento gracioso para reírnos un rato a costa de unos pobres diablos. Y la segunda, el viernes estuve comprando en una tienda de ropa infantil; nos atendió una chica de la edad de las anteriores protagonistas y lo hizo con tanta educación, amabilidad y profesionalidad que sólo puedo y quiero pensar que sí, tenemos un buen futuro por delante.

Playlista Edición 213

LUCKY SOUL: Woah Billy! (A Coming of Age)
BRUCE SPRINGSTEEN: Ain’t Good Enough For You (The Promise)
ARCHIE BRONSON OUTFIT: Bite It & Believe It (Coconut)

CRONOPOP. KRAFTWERT:Antenna

THE CHEMICAL BROTHERS: Swoon (Further)
J MASCIS: Several Shades of Why (Several Shades of Why) Subpop 2011
DUM DUM GIRLS: He gets me High (He gets me High)
WHEN NALDA BECAME PUNK: Moderns, You Should Stay Home (Club 7, Bubbletone Discos)
TAKES 2 2 TANGO: She’s On Fire (Cause You Know What They Say…)
TAKES 2 2 TANGO: Everybody (Cause You Know What They Say…)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.