Edición número cinco

Quinta entrada en nuestro blog. Esa bitacora en internet en la que va quedando constante nuestro paso semanal por las ondas en este barco sin rumbo fijo todavia.
Este Cuartelillo que ansiamos navegue hacia delante, ¡sin duda con gente dentro!
Aunque no sea frecuentemente visitada, cualquiera que se conecte a nuestra pagina web puede repasar cada una de nuestras emisiones y podra visualizar desde la primera pista en la que entro la aguja hasta la ultima, y seguramente lamentara haber llegado tarde…

Cada que vez que nos sentamos a escribir sobre algo pensamos que no habra otra idea que surja sin repetir algo anteriormente mencionado. No somos escritores, tampoco musicos, tan solo queremos construir un poco de nuestra escondida creatividad para dar originalidad a esta manera de dar a conocer musica.

Todos sabemos que uno de los medios que mas importancia dan a la difusion de la musica es a traves de las ondas.

Hoy, de los muchos medios existentes, hemos elegido uno;
ese que hace que busques durante una hora un disco que no encuentras, que te encuentres con una cinta grabada y con unos rotulos no escritos por ti, algun que otro disco con la portada rota debido a… si no lo has adivinado ya, nos referimos al intercambio.

Algo que hace unos diez anos podia hacer un disco tan dificil de encontrar que olvidabas su titulo. Las casualidades son posibles y llega un dia presente en el que visitas una tienda de discos y te lo encuentras delante de tus narices. Ahí estaba, era el unico disco que Things to Come habian editado en sus dias, ahora una disquera habia resucitado sus canciones con una reedicion que habia llegado hasta aquí, hasta debajo de mi pequena nariz.

¿Por qué no me compre el disco? Mi situacion era diferente, mi tocadiscos estaba a dos mil kilometros de mi nueva casa. La gente que ultimamente conocia coleccionaba camisetas de futbolistas enmarcadas, algo que yo no iba a hacer con mi disco, era mio y no lo habia comprado. Y no quiero comparar el futbol con mi disco, rivalidades existen en todos lados, o sino dime que grupo es mejor que Things to Come ¿eh? Esta claro que si equipararamos sueldos, si sonaban mejor que cualquiera de los escupitajos que aquellos galacticos tiran al suelo. No pude evitarlo y ahí se quedo, viendo pasar el tiempo… mi disco de Things to Come.

Si alguno de vosotros ha tenido la oportunidad de visitar alguna tienda de las que forman el grupo de las reventas podeis encontrar de todo, y aunque no compreis nada, seguro alguna anécdota sacareis de ahí. De una de ellas saque una de los mejores gustos con lo que te puedes quedar fruto del intercambio, es la de recordar a la persona que te regala un disco, te lo presta o recomienda, y no digo un disco cualquiera, hablo de uno que gire a 33 con una portada de impresión y que puedas mostrar y tratar como un libro de verdad.

En el programa de hoy, va a ser muy interesante, nos hemos acordado de la influencia en la musica del sexo femenino, ya que a lo largo de nuestros primeros programas hemos incluido casi un absoluto para el lado complementario, excelentes niveles tambien en matematicas.

Lejos de diferencias de sexos y recordando que el problema todavia persiste, hemos elegido un recopilatorio con mas ejemplos de nuestra mejor musica y mas que se nos ha quedado en el tintero para pasar un buen rato rodeados de ellas en nuestro Cuartelillo, vuestro Cuartelillo…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.